Mes: enero 2019

31/01/2019

Eye tracking: analizar lo que vemos para entendernos mejor

Vivimos en la era de lo visual. Instagram es la red social que reina y el público no consume lo mejor sino “lo que entra por los ojos”. La vista es uno de los sentidos básicos del ser humano y su relevancia ha ganado importancia en los últimos tiempos. Por eso no es de extrañar que el eye tracking se emplee cada vez más en distintos sectores del mercado. ¿Conoces ya en qué consiste esta tecnología y cómo aplicarla en el ámbito de la prevención?

El eye tracking o seguimiento ocular no es más que la técnica por la cual analizamos el comportamiento del ojo humano. Cuánto rato permanecemos mirando un elemento, cuál es el desplazamiento del ojo en un escenario concreto o qué orden seguimos para interpretar diversos elementos. Las aplicaciones de este análisis son infinitas tanto a nivel comercial como en terrenos de formación y prevención.

La importancia de la vista

Los seres humanos estamos dotados de cinco sentidos aunque si tuviésemos que destacar a uno por encima de los demás, ese sería el de la vista. Y no lo decimos nosotros sino el Instituto Max Planck de Psicolingüística en uno de sus estudios publicados. Estas son las tres causas que corroboran esta afirmación:

  • La mitad de nuestro cerebro se dedica al procesamiento visual
  • Usamos la vista durante todo el día y de forma constante
  • Coordinamos las experiencias que vivimos a través de la vista

Realizar un seguimiento ocular no es tarea fácil ya que nuestros ojos están en constante movimiento. Las personas no lo percibimos, pero nuestra vista no deja de trabajar en ningún momento. Y es que la información visual que nos llega es inmensa, imposible de digerir por completo, y es por eso que nuestros ojos no dejan de moverse para mantener su centro visual en el foco de interés. Si a esto le añadimos la visión periférica, es decir, el perímetro de 180º que envuelve aquello a lo que dirigimos nuestros ojos, nos daremos cuenta de que nuestro campo visual es muy extenso. ¿Cómo analizar todo lo que vemos?

Eye tracking para saber lo que miramos

Por mucho que le preguntemos a una persona qué es lo que ha visto, qué ha estado mirando o qué información visual le ha llamado la atención, su respuesta no será cierta. Ni los humanos podemos controlar todo lo que aparece ante nuestros ojos ni lo que queda en nuestro subconsciente. Por tanto, la tecnología, en este sentido, es nuestra mejor aliada.

Para realizar un seguimiento ocular disponemos de sistemas no intrusivos que monitorizan y registran cómo miramos. Gracias a esta tecnología se puede determinar qué es lo que alguien observa en una escena, cuáles son las áreas en las que más se fija, qué puntos despiertan su mayor interés, cuánto tiempo permanece mirando un determinado punto y hasta el orden de su exploración visual. ¿Cuáles son las principales métricas obtenidas por el eye tracking?

Número total de fijaciones. Un mayor número de fijaciones podría significar una menor eficiencia de búsqueda. Su atención va de un lado a otro.

Número de fijaciones sobre un área de interés. Un elevado número de fijaciones dentro de un área de interés podría indicar mayor relevancia para el usuario. Posa su atención sobre aquello que más le interesa.

Duración de las fijaciones sobre un área de interés. Una mayor duración podría indicar mayor dificultad para interpretar el contenido del área. Si necesita observar un punto durante mucho rato, es porque le cuesta procesarlo.

Densidad espacial de las fijaciones. Una mayor dispersión podría suponer una menor eficiencia de búsqueda. Su vista irá de un lado a otro sin concretar ni encontrar lo que busca.

Tiempo transcurrido hasta la primera fijación. Un menor tiempo transcurrido podría suponer una mayor capacidad del elemento observado para atraer la atención. Si se fija en el elemento de forma rápida es porque le causa curiosidad.

Modos de visualización

Las métricas en eye tracking que acabamos de citar también pueden representarse gráficamente. Estos son los modos de visualización de los parámetros más destacados del seguimiento ocular:

  • Heatmaps o mapas de calor. Emplea diferentes colores e intensidades para mostrar el número de fijaciones realizadas o la duración de las mismas.
  • Gazeplot o mapa de trayectoria de la mirada. Muestra la secuencia y posición de las fijaciones.
  • Cluster o mapas de agrupación. Muestra áreas con altas concentraciones de puntos de información.

Otro modo de visualización es el que corresponde a los mapas de zonas ciegas. Su apariencia es similar a los heatmaps y refleja cuáles son las áreas de la escena que los participantes han visto.

Aplicaciones del eye tracking

“Información es poder”. Esta máxima nunca se equivoca, y en el caso del eye tracking cobra muchísimo sentido. Con toda la información que se puede extraer de un seguimiento ocular se pueden obtener rendimientos muy positivos. Por ejemplo, en el ámbito de la publicidad se puede aplicar al diseño de campañas que sean mucho más atractivas para el público.

En el caso de PRL y de SST, que es el ámbito que nos compete, es evidente que el eye tracking puede ayudar a mejorar en muchos aspectos. Sin ir más lejos, se puede ayudar a diseñar una señalética más fácil de leer por el ojo y que ayude a mejorar los tiempos de evacuación, por citar un ejemplo.

Otro caso donde podríamos aplicar los resultados de un análisis ocular es en las dinámicas diarias de un trabajador. Gracias a esta tecnología, podrías saber qué es exactamente lo que ve y cuáles son las dificultades y riesgos con los que se encuentra en su día a día. Desde luego, el eye tracking es una tecnología con infinidad de posibilidades aún por explotar.

29/01/2019

El secreto de la formación mediante videojuegos y aventuras gráficas

En cuestiones de formación es necesario innovar y saber sorprender a los alumnos para que los contenidos que se ofrecen sean asumidos de forma más eficaz. La gamificación ha demostrado que el sistema de videojuegos es una gran herramienta para el aprendizaje, destacando entre ellos las aventuras gráficas. ¿Qué es lo que las convierte en un buen instrumento para formar a los equipos? Su narrativa.

La narrativa es un elemento importantísimo dentro de cualquier dinámica gamificada. Que exista una historia y que el trabajador se sienta no solo implicado en ella, sino que se sumerja en su entorno, es algo indispensable para que la formación sea un éxito. A continuación, explicamos cuáles son los elementos que componen una narración y el porqué de su relevancia.

La historia

El juego da inicio con el planteamiento de una situación que irá cambiando a medida que avance la partida. La historia sobre la que se desarrollan las acciones es la base para comenzar la “aventura” formativa, en este caso, en forma de videojuego. Estas historias pueden estar basadas en películas, en cómics, en novelas…

El protagonista

En toda aventura gráfica tiene que existir un protagonista. Él será quien experimente las aventuras que le depara la historia y por medio de quien el jugador irá descubriendo todo lo que el videojuego le tenga preparado. Por lo general, es el jugador quien controla al protagonista, siendo éste su avatar.

Los objetivos

Este tipo de aventuras se componen de misiones, puzles y acertijos que se deben resolver para poder proseguir con la historia. Por tanto, el jugador se ve obligado a tener que explorar y usar el pensamiento deductivo para resolver los problemas que se le plantean. Esta es la gran diferencia entre las aventuras gráficas y los videojuegos basados simplemente en la acción.

Propuestas formativas basadas en aventuras gráficas

Viendo los elementos que componen una aventura gráfica se pueden desarrollar propuestas formativas que capten la atención de los jugadores y les ayuden a la inmersión en este mundo ficticio. La historia es la base, como ya habíamos comentado, y bastará con encontrar los elementos que a lo largo de la aventura ayuden a que el personaje avance mientras aprende.

El jugador deberá interaccionar con el mundo que se plantea y resolver las problemáticas que aparezcan para poder avanzar. El pensamiento lógico y la exploración serán los recursos que éste empleará para descubrir cómo resolver los enigmas que entorpecen el desarrollo de la historia. Tomemos como ejemplo The Secret of Monkey Island (1990, LucasFilm Games).

Este es uno de los videojuegos más conocidos en lo que a aventuras gráficas se refiere. Con piratas y fantasmas como protagonistas, la historia tiene a un protagonista, Guybrush Threepwood, a quien el jugador guía por medio de los comandos (en la parte inferior de la imagen). El jugador selecciona con el mando una de las zonas del escenario que le aparece en pantalla y al pulsar en ella y elegir uno de los comandos, le aparece una información de relevancia para continuar con su aventura. A partir de ahí, deberá aplicar la lógica y pensar en el significado de la pista que se le ha dado.

LETO, accidentes laborales en versión cómic

Otro ejemplo de construcción de una narración lo vemos en el cómic de LETO, cuyo protagonista, Leto Sanz, debe iniciar una investigación para averiguar qué ha sido lo que ha desencadenado un accidente laboral. Como elementos de la historia tenemos a un equipo de trabajadores, un escenario concreto y unas herramientas y objetos muy concretos que tienen relación con el siniestro ocurrido.

Este tipo de historia podría ser perfectamente adaptable a una aventura gráfica de PRL con la que formar, por medio de la gamificación, sobre cuestiones de salud y seguridad laboral.

22/01/2019

Motivar y divertirse por medio de la gamificación

El concepto de gamificación ya lleva unos cuantos años siendo habitual en nuestro vocabulario. De hecho, son muchas las empresas que han confiado en esta metodología de aprendizaje y formación para sus equipos. No obstante, hay que tener en cuenta que no todo juego puede considerarse gamificación y que hay unos parámetros que se deben seguir para que este sistema ofrezca los resultados esperados.

Y es que cualquier proyecto gamificado busca cambiar hábitos y comportamientos en las personas, en este caso en los trabajadores. Si hasta el momento se ha estado usando mal una máquina, por ejemplo, formar a los equipos a través de un juego para que aprendan a utilizarla mejor será una estrategia efectiva.

Por tanto, entendemos que gamificar una formación no se trata solo de desarrollar un juego con premios y recompensas. Una gamificación de éxito es aquella que consigue que los jugadores (trabajadores) retengan los conceptos que se les enseñan mientras se lo pasan bien. ¿Cómo lograrlo?

La clave: el objetivo

Antes de gamificar un proyecto lo que debemos tener claro es el objetivo que queremos conseguir con él. Ya sea modificar una serie de hábitos de uso o de comportamiento, o enseñar unos nuevos, el objetivo siempre debe estar bien definido. Y a partir de ahí es cuando se comienza a desarrollar el sistema de juego que ayudará a conseguirlo.

En el ámbito de la seguridad y salud laboral la gamificación ha demostrado ser una gran herramienta de aprendizaje. Durante años se han realizado formaciones en empresas para que sus trabajadores aprendiesen las normativas a seguir en este sentido, ¿pero cuál era el índice de retención? Muy probablemente, pasado un año, la mitad de los trabajadores ya no recordaban la mitad del contenido.

Gracias a la gamificación ese aprendizaje se convierte en una experiencia épica, en algo que los participantes recordarán mejor por el impacto que les causa. Dinámicas sorprendentes ayudan a que quien las reciba las asimile mejor. Si a eso añadimos el atractivo que supone una actividad lúdica, tenemos el sistema ideal de aprendizaje. Y es que los juegos son una  herramienta perfecta para hacer que los participantes asimilen contenidos.

Aprender a base de placeres

La gamificación ha demostrado que aprender no tiene que ser algo aburrido. De hecho, los participantes se divierten, con lo que se desprende que sienten placer al participar en estas formaciones. Estudios científicos y psicológicos han determinado que existe un número de “experiencias” por las que los humanos sienten placer.



Se trata de la Sensación, la Fantasía, el Compañerismo, la Narrativa, el Reto, el Descubrimiento, la Expresión y la Sumisión. Todos estos elementos de placer tienen algo en común: que forman parte de las dinámicas de los juegos. Por tanto es evidente que si se trasladan los contenidos de formación hacia un juego, es decir, si se gamifican, quien juegue a ello se sentirá bien.

Si a esto le añadimos un buen desarrollo de storytelling y unas mecánicas de jugabilidad bien diseñadas, el proyecto gamificado tiene todos los números para ser un éxito. Se convertirá en una experiencia para recordar, lo que hará que los contenidos explicados queden grabados en su memoria. ¿Aún hay dudas acerca de que gamificar es mucho más que jugar?

15/01/2019

Storytelling o cómo aprender por medio de historias

La narración de historias y cuentos ha sido desde tiempos inmemoriables una herramienta de educación para transmitir conocimientos de generación en generación. Los soportes y vías de comunicación han ido cambiando a lo largo de los años, pero el concepto de transmitir una información mediante una historia sigue a la orden del día. ¿Qué es, sino, el storytelling?

Cuando hablamos de storytelling nos referimos a las formas de transmitir conocimientos, ya sea de forma visual o narrada, a través de una historia. Esta técnica se emplea con éxito desde hace años en publicidad y en el ámbito empresarial, tanto para comunicación interna como para la formación de sus empleados.

Aplicado al eLearning, el storytelling es una herramienta que pretende conseguir una inmersión total del participante en la historia para que así mantenga su interés y participación. Como consecuencia, el usuario recibe los conocimientos que se le transmiten y los asimila de una forma dinámica y fluida sin tener la sensación de que está aprendiendo algo. En storytelling la cuestión está en cómo de atractiva se plantea una historia para que enganche al alumno.

Estos son los objetivos del storytelling aplicado como metodología de aprendizaje:

  • Contextualizar: crear un entorno agradable para el alumno
  • Inmersión: que el alumno conecte con la herramienta de aprendizaje y se sienta comprometido con el contenido
  • Apelar a las emociones: el alumno se siente impactado por la historia de la que es partícipe
  • Participación: el alumno se siente motivado para completar los objetivos que se le presentan

Ejemplo real de storytelling

En Prevencontrol contamos con un ejemplo de gamificación donde el storytelling tiene un papel destacado. El planteamiento inicial nos sitúa en una galaxia muy lejana donde somos el piloto de una nave que se debe dejar guiar por el maestro Luke Healthandsafer.

«Has sido escogido para enseñarte los secretos de nuestro sistema preventivo». Esta es la frase con la que se da inicio a la formación y que pretende que el usuario experimente una inmersión en la historia, además de que desarrolle un sentimiento de responsabilidad por haber sido la persona elegida para llevar a cabo esta misión. La intención es que su interacción tanto con la plataforma como con el contenido sea total.

Cuando el viaje por la galaxia da inicio se nos presenta una escena que ayuda a contextualizar al alumno y que le deja claros los pasos a seguir. En este caso, vemos una interfaz con diversos planetas cada uno de los cuales representa uno de los módulos formativos. El personaje de Luke Healthandsafer será el guía en esta aventura formativa interestelar.

Cada vez que logremos un objetivo (es decir, que se complete una actividad formativa con éxito), el usuario será premiado con un reconocimiento. Este factor gamificado ayudará a que la experiencia sea no solo de aprendizaje sino que sea más entretenida. Cuando el alumno haya completado su pasaporte habrá finalizado con la formación, habiendo adquirido los conocimientos que se exponían en el juego de una forma lúdica y efectiva.

14/01/2019

Portales gamificados como estrategia de comunicación corporativa

La comunicación entre una empresa y sus trabajadores, así como entre los propios empleados, es algo necesario. Sin embargo, en muchas compañías no se invierten recursos para ello o los que se utilizan no están bien diseñados para lograr un flujo comunicativo de calidad. Una de las estrategias que se llevan empleando en los últimos años, y que ha demostrado tener éxito, es la de la gamificación en comunicación corporativa.

De hecho, los portales de comunicación interna llevan años funcionando pero en muchas ocasiones no cumplen con sus objetivos. Y es que, de por sí, el trabajo no es una actividad lúdica o divertida, con lo que hay que saber motivar a los trabajadores para que quieran participar en estas iniciativas comunicativas de su empresa.

Existen herramientas freemium que permiten crear espacios de diálogo virtuales entre los equipos de una compañía pero que, por sus dinámicas, tienen poco engagement y acaban en desuso. ¿Qué tal si mejoramos la comunicación interna usando la gamificación?

Por medio de metodologías de juego donde se establecen reglas, premios y recompensas, se puede motivar a los trabajadores para que participen de estas dinámicas. Un ejemplo de ello lo encontramos en GObyDOING, una red social interna gamificada de Prevencontrol que se ha convertido en toda una referencia para sus equipos.

Se trata de un portal de comunicación que premia el flujo de ideas así como la transferencia de conocimiento entre los trabajadores. Utilizando el sistema de PBL (puntos, medallas y ránkings) se incentiva la participación del personal además de motivarles, aumentar su entusiasmo y mejorar los diálogos entre departamentos.

Y es que en un mundo donde las redes sociales vertebran nuestras formas de comunicarnos, es lógico que el esquema que éstas siguen se aplique también al ámbito laboral. Todos los trabajadores disponen de un perfil que pueden actualizar y que permite dar y recibir likes, compartir informaciones, recibir recomendaciones… Acciones donde entran en juego conceptos como la aceptación, el status y hasta la competitividad en su vertiente más sana.

En este campo cobra gran importancia el storytelling, es decir, la narración de una historia integrada en los mecanismos de gamificación. Así se consigue mayor adhesión a la herramienta ya que se genera más interés, aumenta la participación y, en consecuencia, los flujos comunicativos mejoran. Herramientas como GObyDOING han mejorado de forma demostrable la comunicación interna entre empleados, creciendo también su engagement con la compañía.

¡No lo dudes y atrévete a gamificar con nosotros tu proyecto de PRL!

14/01/2019

Elearning en PRL: Segmentación de contenidos como estrategia formativa

La información en cuanto a la seguridad y salud (SST) en el trabajo es un punto básico y obligado para cualquier compañía. Que los trabajadores sepan cuáles son los riesgos a los que se exponen y que conozcan la manera de enfrentarse a ellos es el camino hacia una prevención efectiva. En lo que a PRL se refiere, la segmentación de contenidos con metodologías de eLearning es una de las estrategias de formación y aprendizaje más efectivas que se han visto.

Cuando hablamos de SST abarcamos un espectro de temáticas que se pueden englobar en las categorías de seguridad, ergonomía, higiene y emergencias. Cada una de ellas posee un contenido propio que variará en función de los riesgos específicos a los que esté sometido cada trabajador. ¿Cómo hacer que la información adecuada llegue de forma directa a cada persona? Prevencontrol apuesta por el modelo de aprendizaje que se basa en pequeñas cápsulas formativas con contenidos específicos por los siguientes motivos:

  • Dinamismo de la actividad
  • Personalización de los contenidos
  • Concreción del contenido tratado
  • Simplificación de las explicaciones
  • Flujo de información directa al trabajador

Para diseñar un buen contenido de elearning basándonos en la segmentación de contenidos debemos tener en cuenta cuatro preguntas que marcarán las directrices del proceso. Las desgranamos a continuación.

1.¿Qué queremos enseñar?

Todo puesto de trabajo tiene asociados unos riesgos que, a su vez, generarán un impacto en las funciones que desempeña un trabajador. En cada caso hay que evaluar de qué riesgos se trata y cómo pueden afectar al rendimiento y desempeño de sus labores. Tenemos que ser capaces de saber qué conocimientos debe aprender el alumno para prevenir esos riesgos.

2.¿Cómo queremos hacerlo?

Por medio de microcápsulas, cada una de las cuales trate de un contenido específico y sea independiente de la otra. Una vez sepamos el perfil del alumno y sus necesidades de aprendizaje, un grupo de profesionales se encargará de seleccionar la temática y de organizarla de forma atractiva para la formación del trabajador. Un diseño llamativo y un ritmo dinámico son clave para que esta segmentación de contenidos tenga éxito.

3.¿A quién va dirigido?

Este modelo formativo está pensando para todas aquellas compañías que tengan la necesidad de formar en PRL a sus trabajadores. Al tratarse de una metodología adaptada a cada caso y heterogénea, todo el mundo podrá tener acceso a una formación de calidad y efectiva.

4.¿Por qué es necesario?

La segmentación de contenidos formativos en pequeñas cápsulas ayuda a que todos los perfiles de todos los sectores existentes puedan recibir la información adecuada a sus puestos de trabajo. La adaptabilidad y concreción de los temarios es el punto fuerte de esta metodología.

Esquema de micromódulo

Cada una de las cápsulas formativas, que acaba por formar un curso completo, posee un contenido propio, pero la forma de estructurar la información debe seguir unas pautas esquemáticas que quedan muy bien reflejadas en la siguiente imagen:

Situación: se plantea una situación de riesgo concreta para que el alumno pueda meterse en el contexto.

Riesgos y Causas: el contenido formativo se centra en explicar cuáles son los riesgos que pueden derivarse y qué causas están asociadas a ellos.

Medidas preventivas: se informa de las pautas y medidas de prevención para el caso expuesto.

Evaluación o Juego: se pone en práctica lo aprendido mediante un juego donde el alumno tenga que aplicar los contenidos aprendidos.

Como apuntábamos, cada una de estas cápsulas formativas independiente forma parte de un curso global en materia de PRL. Una vez se hayan realizado las formaciones de cada una de ellas, habrá que realizar una evaluación final para comprobar que todo el contenido enseñado se ha asimilado de forma correcta por parte del alumno.

14/01/2019

Claves para que la formación con microlearning sea todo un éxito

La sociedad actual vive en una eterna lucha contra el reloj. El ritmo de vida que llevamos es frenético, y eso también se traslada al entorno laboral, donde cada vez somos más polivalentes a la vez que se nos exige ser más productivos. ¿Dónde queda, entonces, el tiempo para la formación del personal? La clave está en el microlearning, una manera de aprender que se adapta a todo tipo de puestos de trabajo y empleados.

Y es que no cabe duda de que la formación constante y el reciclaje son indispensables para el desempeño de nuestras funciones. Los tiempos cambian a velocidades de vértigo y por eso es esencial que los equipos estén al día de las novedades que afectan directamente a su trabajo, además de reforzar los conocimientos ya adquiridos. A través del microlearning, un proceso de enseñanza basado en pequeñas píldoras formativas, se puede conseguir ese objetivo sin provocar un desajuste en las obligaciones del trabajador.

 

Características del microlearning

Como apuntábamos, el microlearning es una metodología de formación que emplea pequeñas cápsulas informativas. De esta manera se optimiza el tiempo invertido en el aprendizaje y se proporcionan conocimientos de forma eficiente. Además, se trata de una manera de aprender flexible e inmediata que se adapta a las necesidades de cada trabajador.

¿Cómo llevar a cabo un proyecto de microlearning que sea eficaz? He aquí las claves para conseguirlo:

  • Identificar los contenidos clave y focalizarse en ellos
  • Distribuir los contenidos en pequeños bloques temáticos. Así se optimiza el tiempo de dedicación diario
  • Ofrecer una dinámica entretenida para mantener la atención sobre el contenido. Recursos audiovisuales, gráficos, gamificados, etc. son bienvenidos
  • Utilizar soportes al alcance del usuario: smartphones, tablets, ordenadores…
  • El alumno como ente autónomo. Es decir, debemos centrar la experiencia en el trabajador y que sea capaz de construir su propio conocimiento

Más allá de estos puntos clave, hay que tener en cuenta que cada empresa y cada sector, así como cada usuario, tendrán unas necesidades específicas que cubrir. En ese sentido, los contenidos de microlearning deberán adaptarse a cada situación. Para ello se aconseja llevar siempre a cabo un análisis previo del entorno donde se aplicarán estas formaciones en cápsulas.

También es importante saber contextualizar al alumno para que se sienta cómodo y se adapte rápidamente a las mecánicas del microlearning. Un contexto conocido y la fusión de los contenidos con la gamificación harán que la formación sea amena y dinámica.

  • Ejemplo de microlearning: en Prevencontrol presentamos un proyecto de microlearning para uno de nuestros clientes. En este producto formativo sobre ergonomía se empleó como herramienta de aprendizaje la gamificación. A través de diferentes fases, el alumno tiene que interaccionar con el entorno virtual por medio de su avatar.

14/01/2019

Serious Games, los juegos serios que aportan diversión a la formación

Formar a los trabajadores mediante juegos es una práctica cada vez más usada por las empresas. En los últimos años esta tendencia ha ido en aumento y la gamificación, que así es como se denomina a esta metodología, está cada vez más asentada en las compañías. Una de las estrategias de aprendizaje viene de la mano de los serious games, o juegos serios, de los que vamos a hablar a continuación.

Los serious games tienen como finalidad que los trabajadores de una compañía empleen la mente de acuerdo a unas reglas específicas y con una finalidad formativa. La diversión forma parte de este tipo de juegos donde el usuario adquiere conocimientos aplicables a su trabajo gracias a su implicación en la dinámica mencionada, prácticamente sin ser consciente de ello.

Como comentábamos en la introducción, el mercado laboral ha sabido adaptarse a las nuevas tendencias y los serious games han irrumpido con fuerza como herramienta de las estrategias formativas. A continuación presentamos un ejemplo de juego serio llamado Engagementgame que resultó ganador del Premio Internacional para la Prevención en el Festival Internacional de Prevención del XX Congreso de Seguridad y Salud de Frankfurt.

TNO, en colaboración con otros partners, se encuentra tras el desarrollo de Engagementgame, un ejemplo de juego serio diseñado para que los managers y jefes de equipo sepan cómo reducir el estrés de las personas que tienen a su cargo, además de aumentar su entusiasmo. Este serious game ayuda a que los responsables aprendan a motivar y a gestionar el entusiasmo. Y es que estos son aspectos que se deben tener en consideración a la hora de liderar no solo un equipo, sino una compañía. Diversos estudios científicos corroboran que los trabajadores que se muestran más entusiastas con sus labores no solo son más productivos, sino que disfrutan de su trabajo y presentan índices de absentismo laboral más bajos.

En Prevencontrol hemos desarrollado serious games en materia de prevención de riesgos laborales para formar a los trabajadores de nuestros clientes. ¿Te apetece echar una partida y conducir una carretilla elevadora?

14/01/2019

Gamificación en los entornos laborales, una tendencia al alza

El término de gamificación ha ido ganando terreno en los entornos laborales y cada vez más empresas son las que se interesan por aplicar estas dinámicas en departamentos de sus compañías. Sin ir más lejos, la gamificación en lo que a formación de Prevención de Riesgos Laborales se refiere es toda una tendencia en alza gracias a los resultados positivos que se han ido demostrando.

Cuando hablamos de gamificación nos referimos a una técnica de aprendizaje que emplea las técnicas de juegos lúdicos. Con el uso del pensamiento y las mecánicas propias de actividades recreativas en dinámicas educativo-profesionales, incluyéndose la obtención de medallas y trofeos con los logros conseguidos, se potencia la motivación y atención de los participantes.

Nuestra experiencia en el “Gamification Model Canvas”

Prevencontrol ha podido asistir al taller Gamification Model Canvas, una metodología creada por Sergio Jiménez Arenas donde se ha enseñado a descomponer la diversión en elementos comprensibles para que luego sean aplicados en cualquier ámbito profesional. ¿Con qué herramientas hemos contado? El kit básico se compone de los siguientes elementos:

  • Tablero
  • 96 cartas de decisión
  • Links a vídeos exclusivos
  • 2 tiquets para validar tu modelo o solicitar ayuda
  • Reloj de arena
  • Lápiz
  • Papel

Tras poner en marcha tres proyectos de gamificación en el taller, descubrimos que gamificar un curso de eLearning no es tan sencillo como a priori puede parecer. Este proceso tiene como base una hipótesis, y el resultado final viene dado por la interacción que se produzca entre los procesos y las mecánicas de juego, además de por los comportamientos y componentes ideados para el usuario final.

¿Cómo saber si hemos tenido éxito? Observando la reacción de los usuarios. Si estos están “enganchados” y presentan una alta participación e interacción, podemos decir que la gamificación ha sido un exitosa. Si, en cambio, las tasas de abandono son altas, habrá que replantearse la estrategia diseñada ya que no ha conseguido el engagement deseado.

La importancia de un buen diseño

Una de las conclusiones que hemos podido extraer de este taller es la importancia de diseñar una buena estrategia de gamificación. Y es que en el diseño nos lo jugamos todo. Tal y como publicó Gartner, consultora de investigación de las tecnologías de la información, un 80% de las empresas que aplican estas dinámicas en sus grupos de trabajadores estaban abocadas al fracaso por culpa de un mal diseño de sus proyectos de gamificación.

Teniendo en cuenta que las mayores empresas globales ya cuentan con, por lo menos, una aplicación gamificada en las dinámicas de formación de sus compañías, es necesario prestar atención a todo lo que al diseño se refiere. Solo así lograrán tener éxito en el momento en que se pongan en marcha.

A continuación citamos algunos ejemplos de éxito de proyectos gamificados:

  • BBVA Innovation Center, Premiado por aplicar la gamificación en sus procesos bancarios online.
  • Plan-It Commander, un juego serio para niños con déficit de atención e hiperactividad.
  • Quest for Oil, juego serio gratuito orientado a la industria petrolífera.
  • MindBloom Life Game, juego que mejora la calidad de vida de los jugadores de una manera simple y eficaz.

Desde Prevenblog os animamos a compartir vuestras experiencias en gamificación. ¡Os esperamos!

Scroll to top