Últimas Noticias

16/04/2019

Círculos de Salud o cómo hacer psicosociología en el ámbito laboral

Cuando hablamos de evaluar riesgos en el ámbito laboral tendemos a centrarnos en aquellos accidentes físicos olvidando, en muchas ocasiones, el bienestar de la mente. Evaluar los riesgos psicosociales en los trabajadores es de vital importancia no solo para garantizar que las personas de la compañía se encuentran bien sino para detectar en qué puntos estamos fallando y por qué.

Puede haber muchos factores que estén mermando la actividad de la compañía y el bienestar físico y mental de los trabajadores. Un exceso o ausencia de supervisión, una falta de comunicación o simplemente un conflicto de roles pueden desencadenar verdaderos problemas. ¿Qué hacer en estas situaciones? Una de las mejores formas de ayudar en este sentido es a través de los Círculos de la Salud.

¿Qué son los Círculos de la Salud?

Cuando hablamos del concepto de Círculos de la Salud nos referimos a una estrategia de la psicología participativa aplicada a entornos laborales. Y es que a todos nos gusta sentirnos parte de un entorno, partícipes dentro de un grupo social. Que nos reconozcan nos satisface y compartir experiencias y emociones es algo inherente a la naturaleza del ser humano.

Esta realidad también es trasladable al entorno laboral. Opinar y expresar sensaciones, y que estas sean tenidas en cuenta, siempre es un motivo de satisfacción para cualquier trabajador. No obstante, cuando hablamos en términos de psicosociología participativa estamos hablando de la creación de espacios abiertos de comunicación que den la oportunidad de que cualquier trabajador se exprese. Ya sea para comunicar algo, para compartir, para opinar o para aportar soluciones, lo importante es disponer de esta opción colaborativa.

Los Círculos de Salud son precisamente eso: grupos de trabajo compuestos por trabajadores de la organización donde se crea una situación especial dentro de la estructura jerárquica habitual de la empresa. ¿Esto qué quiere decir? Que los distintos estratos se unen con un objetivo común: mejorar la salud y el bienestar de los trabajadores.

Las actividades que se llevan a cabo buscan, por una parte, identificar los principales problemas de salud que se dan en el entorno laboral y, por la otra, encontrar soluciones a partir de la participación.

Fases de los Círculos de Salud

Los Círculos de la Salud se dividen en cuatro fases que detallaremos a continuación:

1.Fase Preliminar

Se realiza un estudio en detalle para conocer las condiciones de trabajo reales que se dan en la compañía. Para ello se aplican en función de cada caso las habituales herramientas de obtención de información: entrevistas, observación, simulación, etc.

2.Primera Sesión

Se inicia con la presentación de los resultados de la evaluación de riesgos psicosociales. Tras ello, se llevan a cabo diferentes actividades, caracterizadas todas ellas por poseer un alto contenido visual. Además, se abordan los siguientes objetivos:

Explicar qué son los riesgos psicosociales. Además hay que asegurase de que se entienden y comprenden
Trabajar el impacto que tienen los riesgos psicosociales en su puesto de trabajo y en su vida. Para ello utilizamos herramientas que permitan identificar y visualizar a primera vista qué está pasando
Identificar cuál es la problemática que los participantes detectan en su día a día.

Tal y como podemos ver en el dibujo, los trabajadores toman conciencia de qué son los riesgos psicosociales e identifican y asocian el impacto emocional que pueden suponer a nivel emocional y psicofisiológico.

3.Etapa de Asimilación

Después de haber trabajado el contenido se debe asimilar toda la información y realizar una reflexión. También se llevan a cabo pequeñas experiencias basadas en la observación a nivel ergonómico en el puesto de trabajo, una observación que también implicará unas reflexiones posteriores.

4.Segunda Sesión

Se empieza con la presentación de la información obtenida en el primer círculo. Se mostrará en qué situación se encuentran los trabajadores a nivel psicosocial y el impacto que tienen en su trabajo diario.

Una vez se ha detectado cuál es la problemática se aúnan fuerzas para buscar soluciones. ¿Cómo? A través de la creatividad y experiencia de cada uno de los participantes. Pueden usarse técnicas como el brainstorming, SCAMPER u otras más complejas como Lego®SeriousPlay®. Lo más destacado de esta segunda sesión es que los participantes son quienes proponen las soluciones y luego éstas serán evaluadas en términos de coste-impacto. En este sentido, distinguimos tres tipos de soluciones:

Soluciones desde la ingeniería. Aquellas medidas correctoras encaminadas a realizar cambios en herramientas, equipamientos, diseño de puesto, instalaciones, etc., con intención de eliminar o reducir drásticamente los factores de riesgo.
Medidas organizativas. Soluciones basadas en llevar a cabo cambios en la planificación del desempeño de las tareas asignadas al trabajador. El objetivo es reducir el tiempo de exposición al riesgo: rotación de tareas, asignación de funciones alternativas, planificación de descansos, etc.
Prácticas de trabajo correctas. Aquí hallamos un bloque de medidas correctoras como la realización de cambios en los procedimientos y métodos de trabajo. No elimina el riesgo pero sí permite disminuir factores con un uso adecuado de ayudas para el manejo de cargas, correcto posicionamiento de los ajustes presentes en el puesto de trabajo (sillas, mesas…), mejora en la secuencia de operaciones…

Tras esta segunda sesión se pueden dar por concluidos los Círculos de Salud. No solo se han ofrecido diversas opciones de soluciones sino que se ha podido compartir conocimiento y se ha fomentado la participación de los trabajadores en el ámbito de la mejora de la seguridad y salud laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top