Últimas Noticias

06/06/2019

Curación de contenidos: transmitir conocimiento de forma eficaz

Internet se ha convertido en el espacio donde la información fluye de un lado a otro con tal rapidez que, muchas veces, no somos capaces de prestar atención a lo verdaderamente importante. En este sentido hay una figura a tener en cuenta a la hora de crear contenidos: el curador de contenidos. ¿A qué nos referimos con esta labor que se ha vuelto tan necesaria en nuestra realidad diaria?

Como apuntábamos, la información se mueve de tal manera y en cantidades tan elevadas que es muy fácil caer en la infoxicación. El curador de contenidos es el profesional que se encarga de evitar que nos lleguen inputs irrelevantes que tapen lo que verdaderamente nos interesa. Su labor es la de filtrar y seleccionar el contenido que nos concierne, ayudándonos a diferenciar lo que es indispensable de lo que no.

Javier Guallar y Javier Leiva Aguilera realizan una definición muy bien acotada sobre lo que es la curación de contenidos (o content curator) en su libro El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de internet (Ed. UOC, Barcelona, 2013). Los autores lo explican así: “la curación de contenidos es un sistema llevado a cabo por un especialista (el content curator) para una organización o a título individual, consistente en la búsqueda, selección, caracterización y difusión continua del contenido más relevante de diversas fuentes de información en la web sobre un tema y ámbito específicos, para una audiencia determinada, en la web o en otros contextos, ofreciendo un valor añadido y estableciendo con ello una vinculación con la audiencia/usuarios de la misma”.

Los 4 pasos de la curación de contenidos

El término de curación de contenidos nació en el mundo del márketing pero con el paso de los años se ha convertido en algo aplicable a cualquier campo. Su definición engloba cuatro fases por las que todo curador debe pasar para llevar a cabo su objetivo: el de ofrecer el mejor contenido posible.

Dichos pasos se enmarcan en lo que llamamos “Las 4 ese de la curación”. El nombre proviene del inglés ya que las acciones que definen cada fase comienzan por la letra “s”.

Si lo traducimos nos encontramos con los cuatro pilares de la curación de contenidos: Búsqueda, Selección, Caracterización y Difusión. En la primera de ellas deberemos encargarnos de rastrear las fuentes y analizarlas. En la segunda haremos una criba y elegiremos aquello que sea más adecuado a nuestro objetivo. En la tercera fase, la de caracterización, aportaremos valor añadido al contenido. Por último, nos encargaremos de publicar y compartir la información resultante.

Las 5 leyes de Rosenbraun

Las 4 eses de la curación de contenidos que acabamos de mencionar se basan en las denominadas 5 leyes de Rosenbraun. Se trata de cinco afirmaciones explicadas en la siguiente infografía que resultan muy interesantes en el ámbito de la curación de contenidos.

Perfil del Content Curator ideal

La persona que se encarga de la curación de contenidos debe cumplir con unos requisitos indispensables para ejecutar con brillantez su labor. Se trata de un profesional responsable, capaz de gestionar y editar contenidos y especializado en el ámbito de la información y la comunicación.

Por una parte, esta persona debe disponer de una habilidad para la búsqueda, selección y difusión de contenidos. Además, también debe saber moverse en el entorno de las nuevas tecnologías y redes sociales, así como conocer aspectos de métricas y audiencias.

Por lo que se refiere al contenido a generar en sí, esta persona debe ser especialista en el tema que se trata y debe conocer las técnicas de redacción y análisis de contenidos. El content curator ha de ser analítico y sintético, debe saber trabajar en equipo y ser un buen estratega. Es indispensable que sea un buen comunicador, que pueda adaptarse a los entornos cambiantes y que sepa gestionar bien los tiempos. La creatividad, la curiosidad y la proactividad son características que le empujaran a ser un curador de contenidos excepcional.

Conclusión

La figura del content curator se ha convertido en indispensable a la hora de crear contenidos de calidad y que ofrezcan conocimiento del bueno. La información que se incluya en cualquier plataforma debe ser atractiva, interesante y debe ser especializada. Solo de estar manera se logrará captar a la audiencia.

Si precisas de una buena curación de contenidos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te ayudamos a personalizar tu información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top