Últimas Noticias

11/04/2019

Lean Safety: empoderar a los equipos para que tomen decisiones autónomas

El término “empoderamiento” se oye cada vez más en medios de comunicación y en estrategias empresarias. ¿A qué nos referimos, en este último caso? Empoderar a los equipos consiste en darles autonomía para que tomen sus decisiones en base a los objetivos que se hayan marcado. Está demostrado que apostar por este sistema de trabajo tiene múltiples beneficios que desgranaremos a continuación.

Para hablar del empoderamiento de los trabajadores podemos realizar un símil con el ejército prusiano. Su organización militar desde finales del siglo XIX hasta principios del XX fue pionera en el frente por apostar por la táctica misión-tipo. Hablamos de una alineación basada en la misión (estrategia) en lugar de en la orden (táctica), una idea propuesta por Helmut von Moltke.

Los mandos intermedios recibían la información detallada de los objetivos y del tiempo y medios con los que contaban para lograrlos. A partir de ahí, cada uno era libre para decidir cómo aplicar los recursos sobre el campo de batalla. No precisaban de confirmaciones por parte de los mandos superiores, con lo que se ganaba mucho tiempo que les suponía una ventaja en la lucha.

Militar prusiano Helmut von Moltke

Empoderamiento de equipos

Trasladando la metodología del ejército prusiano a las organizaciones actuales, se ha comprobado que los beneficios son cuantiosos. Empoderar a los trabajadores en la toma de decisiones les proporciona agilidad, adaptabilidad, capacidad de resolver problemas, concienciación y compromiso. Es decir, que el empoderamiento es un multiplicador de esfuerzo.

Otra de las consecuencias a tener en cuenta es que otorgar autonomía a los equipos y mandos intermedios supone un destructor de desperdicio. ¿A qué nos referimos con eso? Que se aumenta la eficacia del trabajo, la efectividad y la velocidad de reacción del personal.

No debemos olvidar que cuando una decisión tiene que pasar por diversos departamentos para que den su aprobación, se está perdiendo tiempo y esfuerzos que repercutirán en el resultado final. Cuantos más filtros tenga que pasar, más desperdicio exponencial. Si empoderamos a nuestros equipos, esto no ocurrirá.

Claves para el éxito

Para empoderar de forma correcta a los equipos y lograr que su autonomía sea efectiva hay que tener una serie de consideraciones previas por parte de todos los agentes implicados. A continuación citamos las claves para el éxito de una estrategia de este tipo:

-Una decisión y compromiso firme por parte de la dirección.
-Ofrecer información concreta y precisa a los equipos. Deben saber a la perfección cuáles son los objetivos, medios necesarios y límites de tiempo, de la acción o acciones sobre las que les damos el poder de decisión.
-Comprensión total por parte de la persona a la que se empodera. Debe entender tanto las razones como la intención del objetivo que se marca. Así interpreta la realidad acorde a ese objetivo y puede tomar la decisión adecuada.
-Una formación y capacitación suficiente para tomar la decisión con garantías de éxito.
-Asunción por parte de la dirección de la posibilidad de que se cometan errores. Para empoderar no se puede dejar lugar al factor miedo. Si un trabajador teme reprimendas por equivocarse, acabará por no atreverse a ejercer su autonomía, y la estrategia de empoderamiento no será un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top