Autor: Noé González

09/04/2019

Caso de éxito en buenas prácticas preventivas

La prevención de riesgos pasa siempre por una correcta formación del personal que hay en una compañía. Por tanto, es esencial que se ofrezcan sesiones informativas y recursos que ayuden a los trabajadores a seguir los comportamientos seguros en su entorno laboral. A continuación citamos un caso de éxito de buenas prácticas preventivas en lo que se refiere a formación y gestión de la misma.

La empresa en la que nos fijaremos es Industrie Cartarie Tronchetti Ibérica (ICT Ibérica S.L.U.). Se trata de una de las compañías más importantes en producción y distribución de papel tisú, siendo Foxy su marca estrella. ICT cuenta con una plantilla fija como con trabajadores puntuales que dependen de contratas. De hecho, se estima que un total de 120 empresas subcontratadas aportan un alrededor de 800 trabajadores externos. La propuesta de gestión de formación preventiva realiza por Prevencontrol ha podido ser aplicada con éxito en todos y cada uno de ellos.

Situación inicial: pérdida de tiempo y de recursos

Los procesos formativos que se desempeñaban en ICT presentaban un claro problema cuando se trataba de trabajadores de contratas. El tiempo que perdían tanto en control de accesos como en horas destinadas a la formación constituían un alto coste económico para la compañía.

Con voluntad de cambiar estas dinámicas y de mejorar el proceso formativo e informativo del personal externo, Prevencontrol desarrolló una web app que cumpliera con los siguientes objetivos:

-Agilizar la identificación y reducir tiempos de gestión
-Mejorar la comprensión de los riesgos existentes por medio de recursos audiovisuales
-Usar el aprendizaje electrónico móvil para acceder a los recursos desde cualquier lugar
-Aumentar la flexibilidad del proceso
-Optimizar medios y recursos formativos
-Estandarizar procesos creando un modelo aplicable a cualquier instalación de ICT
-Integrar CAE

Web app como solución formativa

La web app desarrollada por Prevencontrol para ICT permitió, por una parte, realizar la formación por parte de los trabajadores. Por otra, también dio lugar a la evaluación de dichos aprendizajes. La web app consta de tres pasos:

En el primero de ellos el trabajador debe seleccionar qué idioma quiere usar en la aplicación. Cada persona tendrá un usuario y una contraseña asignados por el servicio de prevención responsable de administrar la plataforma.

En el segundo paso aparece un vídeo formativo en pantalla, de forma directa, donde se ofrece un contenido que el personal externo deberá ver por completo.

Solo una vez haya visualizado todo el vídeo, podrá rellenar un cuestionario para comprobar si ha asimilado bien los conocimientos. Este es el tercer paso. El resultado obtenido con las respuestas determinará si el trabajador es apto o no para adquirir el diploma que le acredite haber superado la formación. En el caso de no haberlo hecho, deberá volver a visualizar el vídeo y responder de nuevo el cuestionario.

Una vez este diploma se haya generado se envía una notificación automática al personal que gestiona la plataforma, y se incluye en la CAE de la empresa.

Los beneficios de la web app

El uso de esta web app supuso grandes beneficios para ICT, unos beneficios que citamos a continuación:

-Mayor claridad y eficacia en la transmisión de los conceptos formativos
-Reducción del tiempo empleado en gestionar al personal y la formación (270 horas al año menos empleadas en gestión interna)
-Mayor índice de satisfacción de los empleados participantes
-Ahorro en espacios físicos y en personal que corrija las evaluaciones
-Mayor flexibilidad para los empleados de las empresas subcontratadas
-Ahorro económico ya que el personal no debe destinar horas a formarse ni desplazarse para ello

En el caso de la web app desarrollada para ICT, estamos ante un caso de éxito que supuso un ahorro de costes, una optimización de recursos y una mejora de la gestión formativa y de las relaciones.

26/02/2019

Usa la tecnología para entender la labor de tus trabajadores

El estrés, las prisas y la necesidad de ser polivalentes hacen que muchas veces vayamos a ciegas en el trabajo. Nos centramos en cumplir con objetivos y exigimos resultados, muchas veces, sin conocer la realidad del entorno en el que se mueven nuestros trabajadores. A veces se trata de algo más que de tener empatía, pero en este sentido, la tecnología nos puede ayudar. Una buena herramienta para ponernos en la piel de nuestros empleados es la del eye tracking o seguimiento ocular.

Como ya habíamos mencionado en anteriores posts de este blog, el eye tracking es un sistema que permite monitorizar la vista, siguiendo los movimientos de los ojos y analizando los parámetros que se relacionan con un foco de atención. Saber cuánto tiempo nos quedamos mirando en un punto o la trayectoria de nuestros ojos hasta llegar a otro punto son informaciones de mucha utilidad.

Eye tracking en la empresa

El eye tracking tiene diversos ámbitos de aplicación en el mundo empresarial. Por una parte, nos sirve en lo que a medidas de prevención se refiere ya que conocer lo que ve a diario un trabajador permite saber a qué retos, peligros y dificultades se enfrenta cada día. Por otro lado, también nos ayuda a ver la realidad como él la ve en todo lo que se refiere a su relación con la compañía.

Utilizar tecnología que permita el seguimiento ocular nos ayudará a mejorar los procesos, a tomar decisiones de forma más objetiva, a detectar actos inseguros, a reducir errores, a ofrecer formaciones más rápidas y efectivas y, en general, a mejorar el diseño del entorno de trabajo. Teniendo en cuenta estas ventajas, ¿cuáles son los ámbitos de aplicación del eye tracking en una empresa de forma concreta? Los desvelamos a continuación:

Inspección visual. Ayuda a mejorar las tareas de inspección visual.

Evaluación de desempeño. Analiza cómo la persona interacciona con los sistemas en su contexto particular. Es decir, que se evalúan las condiciones reales del trabajador.

Estudios de Señalética. Ayuda a detectar qué se puede mejorar en cuando a señalética dentro de la empresa.

-Transferencia de conocimiento. Permite un seguimiento monitorizado de los trabajadores veteranos con los más noveles. Con ello se ayudará a mejorar y agilizar la transferencia de conocimiento de uno a otro.

Estudios de métodos y tiempos. Realiza un análisis minucioso de las acciones del trabajador mientras lleva a cabo los procesos.

Estudios de usabilidad de sistemas. Analiza y ayuda a detectar las oportunidades de mejora de la relación entre la persona y los sistemas dentro de su contexto.

19/02/2019

Auditorías periódicas para medir los conocimientos de los trabajadores

Estamos de acuerdo en que invertir tiempo y recursos para la formación de trabajadores es necesario y beneficioso para las empresas. Los equipos deben estar en constante formación y hay cuestiones, como las de prevención, que requieren especial dedicación en cualquier compañía. Ahora bien, ¿cómo asegurarnos de que esos conocimientos no caen en el olvido? Efectuar auditorías periódicas es una estrategia que garantiza que lo que se aprenda, no se olvide.

Puede que a priori suene chocante y hasta haya trabajadores que se muestren contrarios a ser ‘examinados’ de ‘lo que saben’. Pero si analizamos esta táctica con detenimiento nos daremos cuenta de que solo aporta beneficios. ¿Cuáles son las ventajas de las auditorías del conocimiento?


-Los recursos formativos se optimizan
-Los contenidos de las formaciones quedan reforzados
-El índice de satisfacción de los trabajadores con las formaciones es mayor
-Los costes que conllevan las acciones formativas quedan reducidos

Tanto la empresa como el empleado necesitan que esas informaciones se asimilen de forma permanente. Si lo que se enseña se aprende bien, no hay motivos para temer a una auditoría de conocimiento.

Caso de éxito real: Auditorías que aumentan la eficiencia, la efectividad y la eficacia

Como ejemplo de la eficacia de las auditorías de conocimiento, citaremos el caso de Industrie Cartarie Tronchetti Ibérica (ICT Ibérica S.L.U.), una gran empresa que produce y comercializa papel tisú para consumo doméstico. En nuestro país, su marca más conocida es Foxy.

Hace ya unos cuantos años que dicha compañía realiza auditorías periódicas para medir el grado de conocimientos de sus trabajadores. De esta forma no sólo se detecta el nivel de asimilación de información, sino que se pueden detectar los puntos a reforzar en materia de formación. Cuando un contenido no se ha asimilado en diversas personas, es posible que esté fallando el sistema de aprendizaje.

El programa Auditorías del conocimiento preventivo puesto en marcha por ICT Ibérica S.L.U. partió con un cuestionario elaborado entre los trabajadores de planta. Las respuestas se analizaban a posteriori por la dirección de la compañía. No obstante, aún se podía mejorar el sistema mucho más.

En colaboración con Prevencontrol, la empresa inició unas auditorías que permitiesen aumentar el nivel de eficacia conseguido con estas encuestas hechas a pie de fábrica. De un sistema manual se pasó a uno digital caracterizado por los siguientes puntos:

Autonomía: el trabajador no depende de nadie para pasar la auditoría
Facilidad: en tan solo tres pasos, la auditoría está hecha.
Flexibilidad: se puede realizar en cualquier momento y en cualquier lugar
Accesibilidad: se puede realizar desde cualquier dispositivo

Los resultados obtenidos con la creación de este sistema de gestión del conocimiento fueron muy positivos. En términos globales, se pasó de cubrir a un 70% de la plantilla a un 100%. También se ahorró en tiempo ya que las horas dedicadas a esta labor fueron de un centenar menos, algo que, a su vez, supuso una reducción de costes económicos.

El desarrollo de este sistema de gestión para realizar auditorías de conocimiento también permitió obtener datos para elaborar estadísticas, comparaciones y obtener conclusiones. Conocer el nivel de participación en la plataforma, los tiempos que se dedican a las auditorías o las informaciones de cada departamento permiten tener una visión tanto global como específica de la compañía.

Pero no solo se ha visto beneficiada la empresa sino también los trabajadores. Esta forma de realizar auditorías es mucho más amena y ha logrado una participación más activa a la vez que una mayor implicación y concienciación. La mejora de los módulos formativos gracias al análisis de datos y la gamificación de los procesos de aprendizaje son algunos de los recursos empleados para mejorar los resultados de las formaciones.

12/02/2019

Industria 4.0. y Factor Humano, ¿son enemigos?

El mundo, y en especial las sociedades avanzadas, está viviendo la cuarta revolución industrial. Los avances tecnológicos nos presentan realidades inimaginables hasta hace pocos años, y el futuro más cercano se prevé aún más sorprendente. Por eso muchas personas se preguntan, ¿qué papel juegan las personas en este mundo donde la industria 4.0. acabará por dominar? La respuesta es sencilla: el factor humano es algo imprescindible.

La relación entre el hombre y la máquina, dicho de forma popular, siempre ha causado pavor. Existe la creencia de que los aparatos tecnológicos acabarán por sustituir a las personas en diversos ámbitos. Sin embargo, el tiempo ha ido demostrando que esto no es así. El papel de los individuos ha cambiado, sí, pero éstos nunca han dejado de ser necesarios. Y es que el factor humano tan solo lo puede aportar una persona de verdad.

Transformación digital

Ya llevamos unos cuantos años oyendo hablar de transformación digital. El concepto se refiere a la adaptación de los procesos y mecanismos que se han hecho siempre de forma manual al entorno digital. La digitalización de la industria ha demostrado tener grandes beneficios. El ahorro de tiempo, una mayor dinamización, un aumento de productividad o un aumento de las oportunidades de negocio son algunos ejemplos.

Y es que la digitalización permite que lo físico y lo digital se unan en un solo concepto, dando como resultado la industria inteligente. De esta forma, a través de un aparato tangible como una tablet y por medio de un sistema digital podemos realizar acciones que en el pasado eran impensables.

¿Por qué es importante el Factor Humano?

Por mucha maquinaria y tecnología de la que se disponga, hay algo que no se puede obtener artificialmente: el factor humano. Las cualidades que puede aportar una persona, como la conciencia, la creatividad, el sentido común o las capacidades sociales, son inherentes a los individuos. Por tanto, una máquina no puede ofrecerlas, y mucho menos sustituir al ser humano.

Diversos estudios apuntan a que en un futuro no muy lejano las cualidades que más se demandarán en las compañías no obedecerán a conocimientos concretos sino a cualidades humanas. Saber manejarse en las relaciones sociales, tener habilidades creativas, poseer espíritu de liderazgo o tener capacidad de resolución de conflictos no es algo propio de las máquinas sino de las personas.

Tan solo aquellas empresas que sepan equilibrar la balanza entre los conceptos de industria 4.0 y factor humano serán las que tengan éxito. En este sentido no hay extremos que valgan: ni triunfarán aquellos que se sustenten en la digitalización ni aquellos que se queden anclados a los mecanismos del pasado.

Design Thinking: Cómo integrar el factor humano en la industria 4.0.

Teniendo en cuenta que el panorama actual se rige por la digitalización y que el factor humano es algo de lo que no se puede prescindir, la cuestión es cómo unir ambos conceptos con éxito. Nadie dijo que fuese un proceso fácil, la verdad, pero se trata de una integración necesaria para todos, tanto para las empresas como para sus empleados.

El Design Thinking se presenta como una herramienta dirigida a fomentar la innovación en las organizaciones. Esta metodología se centra en las personas y en sus habilidades y capacidades, destacando cualidades como la creatividad, la empatía o el pensamiento visual. Si integramos este concepto con los avances tecnológicos, sustentados en el avance de las neurociencias y en el desarrollo de dispositivos neurotecnológicos, los resultados pueden ser asombrosos.

He aquí algunos ejemplos de lo que la integración de ambas realidades puede aportar:

• Maximizar la eficacia y la eficiencia de los procesos productivos.
• Conseguir una integración real del factor humano a nivel de procesos, productos y modelos negocio.
• Satisfacer las expectativas reales de las personas dentro de la cadena de valor.
• Sincronizar el desarrollo del talento con la introducción de tecnologías digitales.
• Detectar las necesidades y expectativas latentes, aquellas que son inconscientes o imposibles de verbalizar y que pueden resultar claves para alcanzar los objetivos.

No cabe duda que el mundo que se presenta ante nuestros ojos ofrece infinidad de posibilidades gracias al entorno digital. No obstante, el factor humano sigue siendo y será indispensable para lograr el éxito de cualquier proyecto.

31/01/2019

Eye tracking: analizar lo que vemos para entendernos mejor

Vivimos en la era de lo visual. Instagram es la red social que reina y el público no consume lo mejor sino “lo que entra por los ojos”. La vista es uno de los sentidos básicos del ser humano y su relevancia ha ganado importancia en los últimos tiempos. Por eso no es de extrañar que el eye tracking se emplee cada vez más en distintos sectores del mercado. ¿Conoces ya en qué consiste esta tecnología y cómo aplicarla en el ámbito de la prevención?

El eye tracking o seguimiento ocular no es más que la técnica por la cual analizamos el comportamiento del ojo humano. Cuánto rato permanecemos mirando un elemento, cuál es el desplazamiento del ojo en un escenario concreto o qué orden seguimos para interpretar diversos elementos. Las aplicaciones de este análisis son infinitas tanto a nivel comercial como en terrenos de formación y prevención.

La importancia de la vista

Los seres humanos estamos dotados de cinco sentidos aunque si tuviésemos que destacar a uno por encima de los demás, ese sería el de la vista. Y no lo decimos nosotros sino el Instituto Max Planck de Psicolingüística en uno de sus estudios publicados. Estas son las tres causas que corroboran esta afirmación:

  • La mitad de nuestro cerebro se dedica al procesamiento visual
  • Usamos la vista durante todo el día y de forma constante
  • Coordinamos las experiencias que vivimos a través de la vista

Realizar un seguimiento ocular no es tarea fácil ya que nuestros ojos están en constante movimiento. Las personas no lo percibimos, pero nuestra vista no deja de trabajar en ningún momento. Y es que la información visual que nos llega es inmensa, imposible de digerir por completo, y es por eso que nuestros ojos no dejan de moverse para mantener su centro visual en el foco de interés. Si a esto le añadimos la visión periférica, es decir, el perímetro de 180º que envuelve aquello a lo que dirigimos nuestros ojos, nos daremos cuenta de que nuestro campo visual es muy extenso. ¿Cómo analizar todo lo que vemos?

Eye tracking para saber lo que miramos

Por mucho que le preguntemos a una persona qué es lo que ha visto, qué ha estado mirando o qué información visual le ha llamado la atención, su respuesta no será cierta. Ni los humanos podemos controlar todo lo que aparece ante nuestros ojos ni lo que queda en nuestro subconsciente. Por tanto, la tecnología, en este sentido, es nuestra mejor aliada.

Para realizar un seguimiento ocular disponemos de sistemas no intrusivos que monitorizan y registran cómo miramos. Gracias a esta tecnología se puede determinar qué es lo que alguien observa en una escena, cuáles son las áreas en las que más se fija, qué puntos despiertan su mayor interés, cuánto tiempo permanece mirando un determinado punto y hasta el orden de su exploración visual. ¿Cuáles son las principales métricas obtenidas por el eye tracking?

Número total de fijaciones. Un mayor número de fijaciones podría significar una menor eficiencia de búsqueda. Su atención va de un lado a otro.

Número de fijaciones sobre un área de interés. Un elevado número de fijaciones dentro de un área de interés podría indicar mayor relevancia para el usuario. Posa su atención sobre aquello que más le interesa.

Duración de las fijaciones sobre un área de interés. Una mayor duración podría indicar mayor dificultad para interpretar el contenido del área. Si necesita observar un punto durante mucho rato, es porque le cuesta procesarlo.

Densidad espacial de las fijaciones. Una mayor dispersión podría suponer una menor eficiencia de búsqueda. Su vista irá de un lado a otro sin concretar ni encontrar lo que busca.

Tiempo transcurrido hasta la primera fijación. Un menor tiempo transcurrido podría suponer una mayor capacidad del elemento observado para atraer la atención. Si se fija en el elemento de forma rápida es porque le causa curiosidad.

Modos de visualización

Las métricas en eye tracking que acabamos de citar también pueden representarse gráficamente. Estos son los modos de visualización de los parámetros más destacados del seguimiento ocular:

  • Heatmaps o mapas de calor. Emplea diferentes colores e intensidades para mostrar el número de fijaciones realizadas o la duración de las mismas.
  • Gazeplot o mapa de trayectoria de la mirada. Muestra la secuencia y posición de las fijaciones.
  • Cluster o mapas de agrupación. Muestra áreas con altas concentraciones de puntos de información.

Otro modo de visualización es el que corresponde a los mapas de zonas ciegas. Su apariencia es similar a los heatmaps y refleja cuáles son las áreas de la escena que los participantes han visto.

Aplicaciones del eye tracking

“Información es poder”. Esta máxima nunca se equivoca, y en el caso del eye tracking cobra muchísimo sentido. Con toda la información que se puede extraer de un seguimiento ocular se pueden obtener rendimientos muy positivos. Por ejemplo, en el ámbito de la publicidad se puede aplicar al diseño de campañas que sean mucho más atractivas para el público.

En el caso de PRL y de SST, que es el ámbito que nos compete, es evidente que el eye tracking puede ayudar a mejorar en muchos aspectos. Sin ir más lejos, se puede ayudar a diseñar una señalética más fácil de leer por el ojo y que ayude a mejorar los tiempos de evacuación, por citar un ejemplo.

Otro caso donde podríamos aplicar los resultados de un análisis ocular es en las dinámicas diarias de un trabajador. Gracias a esta tecnología, podrías saber qué es exactamente lo que ve y cuáles son las dificultades y riesgos con los que se encuentra en su día a día. Desde luego, el eye tracking es una tecnología con infinidad de posibilidades aún por explotar.

Scroll to top