Últimas Noticias

21/02/2019

Storytelling en organizaciones: El viaje del héroe como referente

A la hora de formar a los trabajadores de una compañía, los métodos que se empleen determinarán en gran medida cómo se asumirán los contenidos. Por eso la gamificación ha ido ganando peso en este sentido, ya que disfrazar de juego el aprendizaje ayuda a su asimilación. El storytelling es una de las herramientas que se emplean en este sentido, y el concepto del viaje del héroe aplicado a las empresas puede resultar de gran ayuda.

Cuando hablamos de storytelling nos referimos al diseño de una historia en la que las personas (en este caso, los empleados) se puedan sumergir y disfrutar. Toda historia que se precie cuenta con la figura de un héroe a quien se le plantea un problema. Tras pasar por pruebas y dificultades, y contar con la ayuda de otros elementos, logrará completar su misión y obtener una recompensa. A este esquema narrativo se le denomina El Viaje del Héroe.

Concepto de ‘Viaje del héroe’

Fue Joseph Campbell quien en su obra The Hero With A Thousand Faces creó el concepto de Viaje del Héroe como patrón narrativo. El personaje protagonista de la historia parte de su mundo ordinario para vivir una aventura dividida en diversas etapas. En ellas encontrará aliados y enemigos, y con la superación de cada una de ellas irá evolucionando gracias a la experiencia y conocimientos adquiridos. En el vídeo que sigue a continuación, What makes a hero? de Matthew Winkler, se explica este concepto de forma clara:

El ‘Viaje del héroe’ aplicado en empresas

Siguiendo con el planteamiento narrativo expuesto, la figura del héroe en esta aventura representará a la empresa en cuestión. La premisa es que dicha empresa necesita cubrir una necesidad y para ello necesita que sus trabajadores se adapten al panorama existente y adquieran el aprendizaje necesario para ello.

Para entender el proceso de la aventura trasladado a la hipotética situación de cambio de una compañía, debemos ver al detalle cada una de las fases o etapas por las que el héroe deberá pasar:

  1. Llamada a la aventura. Ante una necesidad que precisa de un cambio en los métodos de la empresa, hay que buscar un camino (método, sistema, etc.) para conseguirlo.
  2. Ayuda. Por parte de un especialista en la materia que nos ayude a definir la estrategia adecuada.
  3. Inicio del viaje. Salir de la zona de confort con la convicción de afrontar los retos que se plantean. Contamos con las herramientas y la planificación del camino a seguir.
  4. Retos. Cada una de las dificultades o cambios a ejecutar para cumplir con la estrategia definida.
  5. Desafío final. Superar las limitaciones de la empresa para lograr la transformación deseada.
  6. Renacimiento: Superadas las limitaciones y dificultades, la empresa renace renovada.
  7. Recompensa. La solución al problema inicial, una solución que hemos adquirido en cada una de las etapas anteriores. Esta recompensa se hará extensible a toda la organización.
  8. Retorno a la normalidad. Con el aprendizaje adquirido retomamos la actividad habitual de la empresa para aplicar los nuevos conocimientos y estrategias que cubrirán la necesidad planteada al inicio.

En este planteamiento del Viaje del Héroe es también importante contar con un elemento que no hemos mencionado: los aliados. Gracias a ello, será mucho más fácil afrontar los problemas que se presenten a lo largo de este recorrido. ¿Y quién encarna la figura de los aliados? Los trabajadores de la compañía. Si les hacemos sentir integrados en la empresa y se crea un ambiente colaborativo, cualquier desafío que aparezca podrá ser superado. La cultura de empresa, en este sentido, cobra especial importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll to top