prevención

30/07/2019

SAFETY-II: El enfoque de la seguridad y del factor humano

Ya lo decía el psicólogo norteamericano Dwayne Dyer: “Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas a las que miras cambian”. Y es que en cuestiones de seguridad siempre hemos tendido a focalizar la mirada en el problema y buscar como responsable a la persona. Pero la estrategia HOP y el SAFETY-II no contempla el factor humano como el problema sino como la solución. Esa es la forma de abordar cuestiones de prevención y salud y seguridad en el trabajo que hay que adoptar.

Paradigmas que han cambiado esquemas mentales

En el campo del Marketing existe una historia, real o no, que siempre se cuenta para ejemplificar lo que es el “Costumer Centric” (que el cliente sea el centro). Nos situamos en Alaska, año 1975. Una lujosa cadena de productos llamada Nordstrom recibió la visita de un cliente muy enfadado. Quería el reembolso del dinero que pagó por unos neumáticos que no habían cumplido con sus expectativas y que se habían gastado antes de lo previsto. Nordstrom accedió a devolverle el dinero… a pesar de que en esa tienda no se vendían neumáticos. Esta historia es un ejemplo de la estrategia antes mencionada donde se potencia la experiencia del usuario y se acepta que no todos los clientes son iguales. Por tanto, personalizar el servicio o producto y mantener la comunicación es la clave.

Otra historia paradigmática, en esta ocasión acaecida en el año 1997 en la sede central de la consultora estratégica McKinsey & Company, Inc en NYC. Se trabajó en que la cultura organizacional fomentase la felicidad, el compromiso, la compensación, la conciliación, etc. de los trabajadores. Aquí empezó a acuñarse el concepto de “Gestión de talento”. La cuestión planteada fue qué se debe hacer para retener a X persona en vez de qué se puede obtener de X persona.

Avancemos en el tiempo. Año 2016, Ginebra. Un grupo de expertos publica a través de la International Organization for Standardization (o más conocida por sus siglas ISO), la norma 27500 bajo el titulo de la “Organización Centrada en el Ser Humano”. Hablamos de un standard que promueve que las organizaciones se centren en el ser humano, un enfoque se ha extendido, obviamente, en el ámbito de la seguridad, salud y bienestar de los trabajadores.

Del SAFETY-I al SAFETY-II

El concepto de SAFETY-I en términos de seguridad se ha caracterizado por conseguir el menor número de accidentes posible. El foco de atención se posa en la ausencia de seguridad y centrando la atención en aquello que falla. Una concepción que nos lleva a un enfoque reactivo donde se transmite una idea errónea sobre el factor humano: El problema son las personas.

SAFETY-II se aleja de esto. Siguiendo la premisa de los paradigmas expuestos más arriba, lo que se hace es centrarse en analizar el comportamiento de los humanos en casos adversos. Se pasa de “evitar que algo vaya mal” a “garantizar que todo vaya bien”.

Esta perspectiva de seguridad se centra en lo que se logra, en los éxitos, y se mide contando los casos en que las cosas salen bien. Se trata de una gestión de la seguridad proactiva donde las personas son la solución.

Las organizaciones actuales, al igual que nuestra sociedad, se están centrando en poner en acento en el factor humano, algo que nos lleva directamente a la estrategia HOP (Human and Organizational Performance) que abordamos (y abordaremos) en otros posts.

25/06/2019

Human and Organizational Performance: las 5 claves de la gestión HOP

Gestionar el comportamiento humano dentro en las compañías es algo a lo que cada vez se presta más atención. Cuando hablamos de Human and Organizational Performance (HOP) nos referimos a una manera específica de hacerlo, una estrategia que se aplica en el ámbito de la seguridad y que se basa en unas ideas clave que revisaremos a continuación.

1.Todos nos equivocamos

A veces nos olvidamos de esta obviedad de la cual los romanos ya dejaron constancia: “Errare humanun est”. Muchas compañías se olvidan de que sus equipos, integrados por personas, pueden equivocarse, y en cambio se les exige una efectividad propia de las máquinas programadas para hacerlo todo a la perfección. Con una gestión de equipos HOP este aspecto se tiene en consideración y, por tanto, se libera a los trabajadores de esa presión constante.

2.Predecir errores es posible

No se trata de tener poderes extrasensoriales sino de manejar la información de forma correcta y de plantearse la siguiente pregunta: “¿Qué puede salir mal?”. Si focalizamos la atención en los posibles errores (o desviaciones, como se usa en cultura HOP) que pueden surgir estamos actuando desde la prevención y prediciendo lo que puede ocurrir. Por tanto, podremos desarrollar un plan B que evite ese problema. Investigar en accidentes antes de que ocurran es parte de la cultura HOP.

3.Priorizar el contexto antes que el detalle

Pongamos por caso que se ha producido un accidente en una empresa. Lo habitual es que se analice lo que ha ocurrido y que se investigue hasta el más mínimo detalle para determinar la causa. ¿Y qué pasa con el contexto? No podemos olvidar que lo que acontece alrededor también es importante, y eso es algo que en HOP se tiene muy en cuenta. Esta perspectiva holística tiene muy en cuenta lo social, algo que cada vez se está extendiendo más.

4.¡A por el empoderamiento!

Cuando hablamos de temas de seguridad, el control y la supervisión son indispensables. Ahora bien, ¿y si en vez de intentar dirigir tanto nos centrásemos más en empoderar y permitir que los equipos aporten sin exigencias? “Pasemos del push al pull”, como diría Ergolean Yon Valverde. Apostemos por el empoderamiento. Los profesionales en el ámbito de seguridad y salud deben tener la capacidad de ayudar a que los trabajadores aprendan entre ellos, no dejando toda la responsabilidad a Dirección.

5. La seguridad pasa por el aprendizaje

Hablemos del concepto “brecha operativa”. Se trata del el hueco existente entre el trabajo “según lo planificado” y el trabajo “tal como se realiza”. Esta brecha es la que nos debe proporcionar la información sobre cómo son las cosas en realidad y enseñarnos a planificar mejor para evitar desviaciones. Aprender es básico para mejorar en seguridad.

Como podemos observar, el HOP es una tendencia en cuanto al factor humano que proporciona una nueva forma de operar en las compañías, y que aporta muchos beneficios que ya se están comprobando en el ámbito empresarial. Focalizarse en mejorar basándonos en sus principios es el futuro en lo que concierne a prevención y seguridad.

13/06/2019

Formación preventiva en el sector hotelero. ¿Qué hay que saber?

Promover la salud y la seguridad laboral es una de las acciones indispensables en cualquier compañía, independientemente de la actividad que se desarrolle. En el caso del sector del ocio y el turismo, es clave ofrecer una formación adecuada a los equipos de trabajo ya que los riesgos a los que se exponen son diversos y variados. Los cursos de eLearning y los serious games, por ejemplo, son herramientas muy efectivas a la hora de lograr que aprendan y memoricen el contenido.

Centrémonos en el sector hotelero. Si nos paramos a pensar, ¿cuánta gente puede llegar a trabajar en un hotel? ¡Mucha! Por eso es necesario que la formación en prevención sea la adecuada y se presente de forma fácil y entendible. Tengamos en cuenta que muchas veces se trata de puestos de trabajo con contratos temporales, con lo que como más fácil sean los cursos de prevención de riesgos, más rápido los asimilarán.

Siniestralidad en el sector hotelero

El Instituto Canario de Seguridad Laboral presentó recientemente un estudio donde se analizan los accidentes de trabajo ocurridos en el sector hotelero de Canarias durante el año 2017. De él se desprende que las ocupaciones con mayor siniestralidad son las de camareras de piso, cocineros/as y ayudantes de cocina, y los camareros/as y ayudantes de camarero/a. Estas profesiones se llevan un 81% de la totalidad de los accidentes laborales que ocurren en hoteles.

El tipo de accidentes tiene, mayoritariamente, relación con los sobreesfuerzos físicos sobre el sistema músculo esquelético, el aplastamiento, el contacto con un agente material cortante y las caídas. En el gráfico que sigue podemos ver una relación de este tipo de siniestralidad.

De todas las ocupaciones, la que se lleva la palma en cuanto a mayor índice de siniestralidad es la de camarera de piso. Su causa más habitual es la del sobreesfuerzo físico al que se ven sometidas, seguida de cerca por las caídas. El choque con objetos inmóviles, los cortes y las caídas de objetos sobre su cuerpo serían las tres causas de accidente más habituales que siguen.

Lo cierto es que cada ocupación va asociada a un tipo de riesgo. Por ejemplo, el personal que desarrolla su actividad en recepción está expuesto sobretodo a riesgos ergonómicos asociados al trabajo con ordenadores y a la adopción de posturas inadecuadas.

En este sentido, la CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos) ha realizado una completa investigación para determinar las prácticas preventivas para afrontar la siniestralidad en el sector hotelero. Entre otras conclusiones, se desprende la necesidad de que tanto trabajadores como empresarios deben tomar conciencia de la ergonomía en el trabajo.

¿Cómo diseñar un plan de prevención para el sector hotelero?

Lo primero que debemos tener en cuenta en este sentido es la infraestructura del edificio donde se encuentra el hotel. Hay que asegurarse de que los materiales que se emplean no transmiten ningún tipo de sustancia peligrosa ni tienen acabados que puedan dañar al personal mientras desarrollan su actividad.

Otro punto a tener en cuenta, y que ya hemos mencionado un poco más arriba, es el hecho de que las plantillas se configuran, en muchos casos, por personas con contratos temporales. Esto dificulta que se pueda diseñar un plan de prevención de riesgos laborales unificado, aunque en Prevencontrol ofrecemos una solución. Se trata de cursos elearning específicos para cada puesto de trabajo y totalmente configurables.

Cursos específicos que ofrece Prevencontrol para cada puesto de trabajo del sector hotelero

En cada curso se describe detalladamente cuáles son los riesgos a los que los trabajadores se exponen al desarrollar cada una de las actividades del sector hotelero. Además, se proponen soluciones para prevenir que se produzcan accidentes.

La estrategia para que el contenido teórico sea lo menos tedioso es combinarlo con actividades más amenas como serious games, infografías animadas, vídeos o ejercicios interactivos, entre otros. A continuación mostramos algunas de las imágenes grabadas que se encuentran en estos cursos de elearning.

Usar la diversión como formación es una de las herramientas que se ha mostrado más efectiva en lo que a prevención de riesgos laborales se refiere. Por eso, una de las maneras de comprobar si los equipos han asumido bien los conocimientos impartidos por el curso es poniéndoles a prueba con un juego serio.

Así es como en Prevencontrol optimizamos las actividades preventivas de las empresas con el objetivo de reducir los daños y siniestralidad en las diversas ocupaciones que se llevan a cabo en el sector hotelero.

16/04/2019

Círculos de Salud o cómo hacer psicosociología en el ámbito laboral

Cuando hablamos de evaluar riesgos en el ámbito laboral tendemos a centrarnos en aquellos accidentes físicos olvidando, en muchas ocasiones, el bienestar de la mente. Evaluar los riesgos psicosociales en los trabajadores es de vital importancia no solo para garantizar que las personas de la compañía se encuentran bien sino para detectar en qué puntos estamos fallando y por qué.

Puede haber muchos factores que estén mermando la actividad de la compañía y el bienestar físico y mental de los trabajadores. Un exceso o ausencia de supervisión, una falta de comunicación o simplemente un conflicto de roles pueden desencadenar verdaderos problemas. ¿Qué hacer en estas situaciones? Una de las mejores formas de ayudar en este sentido es a través de los Círculos de la Salud.

¿Qué son los Círculos de la Salud?

Cuando hablamos del concepto de Círculos de la Salud nos referimos a una estrategia de la psicología participativa aplicada a entornos laborales. Y es que a todos nos gusta sentirnos parte de un entorno, partícipes dentro de un grupo social. Que nos reconozcan nos satisface y compartir experiencias y emociones es algo inherente a la naturaleza del ser humano.

Esta realidad también es trasladable al entorno laboral. Opinar y expresar sensaciones, y que estas sean tenidas en cuenta, siempre es un motivo de satisfacción para cualquier trabajador. No obstante, cuando hablamos en términos de psicosociología participativa estamos hablando de la creación de espacios abiertos de comunicación que den la oportunidad de que cualquier trabajador se exprese. Ya sea para comunicar algo, para compartir, para opinar o para aportar soluciones, lo importante es disponer de esta opción colaborativa.

Los Círculos de Salud son precisamente eso: grupos de trabajo compuestos por trabajadores de la organización donde se crea una situación especial dentro de la estructura jerárquica habitual de la empresa. ¿Esto qué quiere decir? Que los distintos estratos se unen con un objetivo común: mejorar la salud y el bienestar de los trabajadores.

Las actividades que se llevan a cabo buscan, por una parte, identificar los principales problemas de salud que se dan en el entorno laboral y, por la otra, encontrar soluciones a partir de la participación.

Fases de los Círculos de Salud

Los Círculos de la Salud se dividen en cuatro fases que detallaremos a continuación:

1.Fase Preliminar

Se realiza un estudio en detalle para conocer las condiciones de trabajo reales que se dan en la compañía. Para ello se aplican en función de cada caso las habituales herramientas de obtención de información: entrevistas, observación, simulación, etc.

2.Primera Sesión

Se inicia con la presentación de los resultados de la evaluación de riesgos psicosociales. Tras ello, se llevan a cabo diferentes actividades, caracterizadas todas ellas por poseer un alto contenido visual. Además, se abordan los siguientes objetivos:

Explicar qué son los riesgos psicosociales. Además hay que asegurase de que se entienden y comprenden
Trabajar el impacto que tienen los riesgos psicosociales en su puesto de trabajo y en su vida. Para ello utilizamos herramientas que permitan identificar y visualizar a primera vista qué está pasando
Identificar cuál es la problemática que los participantes detectan en su día a día.

Tal y como podemos ver en el dibujo, los trabajadores toman conciencia de qué son los riesgos psicosociales e identifican y asocian el impacto emocional que pueden suponer a nivel emocional y psicofisiológico.

3.Etapa de Asimilación

Después de haber trabajado el contenido se debe asimilar toda la información y realizar una reflexión. También se llevan a cabo pequeñas experiencias basadas en la observación a nivel ergonómico en el puesto de trabajo, una observación que también implicará unas reflexiones posteriores.

4.Segunda Sesión

Se empieza con la presentación de la información obtenida en el primer círculo. Se mostrará en qué situación se encuentran los trabajadores a nivel psicosocial y el impacto que tienen en su trabajo diario.

Una vez se ha detectado cuál es la problemática se aúnan fuerzas para buscar soluciones. ¿Cómo? A través de la creatividad y experiencia de cada uno de los participantes. Pueden usarse técnicas como el brainstorming, SCAMPER u otras más complejas como Lego®SeriousPlay®. Lo más destacado de esta segunda sesión es que los participantes son quienes proponen las soluciones y luego éstas serán evaluadas en términos de coste-impacto. En este sentido, distinguimos tres tipos de soluciones:

Soluciones desde la ingeniería. Aquellas medidas correctoras encaminadas a realizar cambios en herramientas, equipamientos, diseño de puesto, instalaciones, etc., con intención de eliminar o reducir drásticamente los factores de riesgo.
Medidas organizativas. Soluciones basadas en llevar a cabo cambios en la planificación del desempeño de las tareas asignadas al trabajador. El objetivo es reducir el tiempo de exposición al riesgo: rotación de tareas, asignación de funciones alternativas, planificación de descansos, etc.
Prácticas de trabajo correctas. Aquí hallamos un bloque de medidas correctoras como la realización de cambios en los procedimientos y métodos de trabajo. No elimina el riesgo pero sí permite disminuir factores con un uso adecuado de ayudas para el manejo de cargas, correcto posicionamiento de los ajustes presentes en el puesto de trabajo (sillas, mesas…), mejora en la secuencia de operaciones…

Tras esta segunda sesión se pueden dar por concluidos los Círculos de Salud. No solo se han ofrecido diversas opciones de soluciones sino que se ha podido compartir conocimiento y se ha fomentado la participación de los trabajadores en el ámbito de la mejora de la seguridad y salud laboral.

09/04/2019

Caso de éxito en buenas prácticas preventivas

La prevención de riesgos pasa siempre por una correcta formación del personal que hay en una compañía. Por tanto, es esencial que se ofrezcan sesiones informativas y recursos que ayuden a los trabajadores a seguir los comportamientos seguros en su entorno laboral. A continuación citamos un caso de éxito de buenas prácticas preventivas en lo que se refiere a formación y gestión de la misma.

La empresa en la que nos fijaremos es Industrie Cartarie Tronchetti Ibérica (ICT Ibérica S.L.U.). Se trata de una de las compañías más importantes en producción y distribución de papel tisú, siendo Foxy su marca estrella. ICT cuenta con una plantilla fija como con trabajadores puntuales que dependen de contratas. De hecho, se estima que un total de 120 empresas subcontratadas aportan un alrededor de 800 trabajadores externos. La propuesta de gestión de formación preventiva realiza por Prevencontrol ha podido ser aplicada con éxito en todos y cada uno de ellos.

Situación inicial: pérdida de tiempo y de recursos

Los procesos formativos que se desempeñaban en ICT presentaban un claro problema cuando se trataba de trabajadores de contratas. El tiempo que perdían tanto en control de accesos como en horas destinadas a la formación constituían un alto coste económico para la compañía.

Con voluntad de cambiar estas dinámicas y de mejorar el proceso formativo e informativo del personal externo, Prevencontrol desarrolló una web app que cumpliera con los siguientes objetivos:

-Agilizar la identificación y reducir tiempos de gestión
-Mejorar la comprensión de los riesgos existentes por medio de recursos audiovisuales
-Usar el aprendizaje electrónico móvil para acceder a los recursos desde cualquier lugar
-Aumentar la flexibilidad del proceso
-Optimizar medios y recursos formativos
-Estandarizar procesos creando un modelo aplicable a cualquier instalación de ICT
-Integrar CAE

Web app como solución formativa

La web app desarrollada por Prevencontrol para ICT permitió, por una parte, realizar la formación por parte de los trabajadores. Por otra, también dio lugar a la evaluación de dichos aprendizajes. La web app consta de tres pasos:

En el primero de ellos el trabajador debe seleccionar qué idioma quiere usar en la aplicación. Cada persona tendrá un usuario y una contraseña asignados por el servicio de prevención responsable de administrar la plataforma.

En el segundo paso aparece un vídeo formativo en pantalla, de forma directa, donde se ofrece un contenido que el personal externo deberá ver por completo.

Solo una vez haya visualizado todo el vídeo, podrá rellenar un cuestionario para comprobar si ha asimilado bien los conocimientos. Este es el tercer paso. El resultado obtenido con las respuestas determinará si el trabajador es apto o no para adquirir el diploma que le acredite haber superado la formación. En el caso de no haberlo hecho, deberá volver a visualizar el vídeo y responder de nuevo el cuestionario.

Una vez este diploma se haya generado se envía una notificación automática al personal que gestiona la plataforma, y se incluye en la CAE de la empresa.

Los beneficios de la web app

El uso de esta web app supuso grandes beneficios para ICT, unos beneficios que citamos a continuación:

-Mayor claridad y eficacia en la transmisión de los conceptos formativos
-Reducción del tiempo empleado en gestionar al personal y la formación (270 horas al año menos empleadas en gestión interna)
-Mayor índice de satisfacción de los empleados participantes
-Ahorro en espacios físicos y en personal que corrija las evaluaciones
-Mayor flexibilidad para los empleados de las empresas subcontratadas
-Ahorro económico ya que el personal no debe destinar horas a formarse ni desplazarse para ello

En el caso de la web app desarrollada para ICT, estamos ante un caso de éxito que supuso un ahorro de costes, una optimización de recursos y una mejora de la gestión formativa y de las relaciones.

05/03/2019

Ergonomía participativa: un método para mejorar la productividad

La ergonomía participativa es un procedimiento que ayuda a prevenir los trastornos musculoesqueléticos que pueden derivarse de la actividad laboral. Está probado que llevar a cabo un programa de este tipo no solo ayuda a que haya menos accidentes y absentismo, sino que mejora la productividad. A continuación, pasamos a desgranar cuáles son las claves para llevar a cabo estas intervenciones.

Nadie está a salvo de los riesgos por carga física en el trabajo. Por eso es tan importante prestar atención a las capacidades físicas de los empleados así como a las condiciones de su entorno. Una estrategia básica cuando hablamos de ergonomía participativa son los conocidos como Ergo Grupos. ¿Sabes en qué consisten?

Ergo Grupos, la clave para mejorar la ergonomía

Los Ergo Grupos son programas que se basan en el trabajo en un espacio conjunto. En ellos participan trabajadores de distintos departamentos de la empresa con idea de que se fomente la cultura de empresa y las ideas y soluciones se apliquen de forma global.

La selección de los participantes ha de ser estudiada, aunque también es muy importante definir la dinámica del grupo. No hay que olvidar que el hecho de no ver resultados tangibles, el tiempo que se puede tardar en aplicar las novedades o tener diversos asuntos en paralelo puede dificultar la implementación de las mejoras ergonómicas.

Los Ergo Grupos se organizan en ciclos de trabajo que duran cuatro semanas, aunque en función de las necesidades de cada empresa se pueden adaptar de una forma u otra. Cada uno de estos ciclos se divide en tres fases que pasaremos a detallar a continuación.

Detectar. En una reunión llamada Sprint Planning Meeting se plantean los retos de carácter ergonómico que hay que solventar. En función de la complejidad, duración e importancia que tengan se establecerá la prioridad de actuación y el tiempo en que deben ser resueltos. Durante las dos semanas que siguen se analizan e identifican las necesidades y se presentan las conclusiones en una nueva reunión.

Generar. Es la segunda etapa de los Ergo Grupos. Consiste en abordar de forma material tanto la búsqueda como la valoración de las alternativas a nivel técnico (aparatos, material…), organizativo (turnos de los trabajadores, descansos, etc.) y personal (trabajar en la sensibilización hacia buenas prácticas en el trabajo).

Implementar. Parte de la última reunión de grupo donde se diseña una planificación para implantar las medidas que se han considerado oportunas en las fases anteriores. Esta fase cierra el ciclo de trabajo.

Resultados de los Ergo Grupos

Poner en marcha un proceso de ergonomía participativa aporta, como hemos podido ver, muchos beneficios hacia la empresa. Pero más allá de las decisiones e implementaciones que de allí puedan surgir, hay otros aspectos a valorar que también se desprenden de esta metodología:

  • Se establecen ciclos de trabajo estables. Teniendo claras las necesidades de los clientes se implementa el número de acciones.
  • Los ciclos de trabajo se estandarizan. Disponemos de un mes para llevar a cabo los retos y está comprobado que se consigue reducir ese Lead time en un 50%.
  • Reducción de despilfarros o sobrantes sobre todo en cuestiones de inventario, del sobreproceso y de la sobreproducción.
  • Desarrollo de una cultura ergonómica dentro de la organización.
  • Se integra la ergonomía en todas las fases de producción.
31/01/2019

Eye tracking: analizar lo que vemos para entendernos mejor

Vivimos en la era de lo visual. Instagram es la red social que reina y el público no consume lo mejor sino “lo que entra por los ojos”. La vista es uno de los sentidos básicos del ser humano y su relevancia ha ganado importancia en los últimos tiempos. Por eso no es de extrañar que el eye tracking se emplee cada vez más en distintos sectores del mercado. ¿Conoces ya en qué consiste esta tecnología y cómo aplicarla en el ámbito de la prevención?

El eye tracking o seguimiento ocular no es más que la técnica por la cual analizamos el comportamiento del ojo humano. Cuánto rato permanecemos mirando un elemento, cuál es el desplazamiento del ojo en un escenario concreto o qué orden seguimos para interpretar diversos elementos. Las aplicaciones de este análisis son infinitas tanto a nivel comercial como en terrenos de formación y prevención.

La importancia de la vista

Los seres humanos estamos dotados de cinco sentidos aunque si tuviésemos que destacar a uno por encima de los demás, ese sería el de la vista. Y no lo decimos nosotros sino el Instituto Max Planck de Psicolingüística en uno de sus estudios publicados. Estas son las tres causas que corroboran esta afirmación:

  • La mitad de nuestro cerebro se dedica al procesamiento visual
  • Usamos la vista durante todo el día y de forma constante
  • Coordinamos las experiencias que vivimos a través de la vista

Realizar un seguimiento ocular no es tarea fácil ya que nuestros ojos están en constante movimiento. Las personas no lo percibimos, pero nuestra vista no deja de trabajar en ningún momento. Y es que la información visual que nos llega es inmensa, imposible de digerir por completo, y es por eso que nuestros ojos no dejan de moverse para mantener su centro visual en el foco de interés. Si a esto le añadimos la visión periférica, es decir, el perímetro de 180º que envuelve aquello a lo que dirigimos nuestros ojos, nos daremos cuenta de que nuestro campo visual es muy extenso. ¿Cómo analizar todo lo que vemos?

Eye tracking para saber lo que miramos

Por mucho que le preguntemos a una persona qué es lo que ha visto, qué ha estado mirando o qué información visual le ha llamado la atención, su respuesta no será cierta. Ni los humanos podemos controlar todo lo que aparece ante nuestros ojos ni lo que queda en nuestro subconsciente. Por tanto, la tecnología, en este sentido, es nuestra mejor aliada.

Para realizar un seguimiento ocular disponemos de sistemas no intrusivos que monitorizan y registran cómo miramos. Gracias a esta tecnología se puede determinar qué es lo que alguien observa en una escena, cuáles son las áreas en las que más se fija, qué puntos despiertan su mayor interés, cuánto tiempo permanece mirando un determinado punto y hasta el orden de su exploración visual. ¿Cuáles son las principales métricas obtenidas por el eye tracking?

Número total de fijaciones. Un mayor número de fijaciones podría significar una menor eficiencia de búsqueda. Su atención va de un lado a otro.

Número de fijaciones sobre un área de interés. Un elevado número de fijaciones dentro de un área de interés podría indicar mayor relevancia para el usuario. Posa su atención sobre aquello que más le interesa.

Duración de las fijaciones sobre un área de interés. Una mayor duración podría indicar mayor dificultad para interpretar el contenido del área. Si necesita observar un punto durante mucho rato, es porque le cuesta procesarlo.

Densidad espacial de las fijaciones. Una mayor dispersión podría suponer una menor eficiencia de búsqueda. Su vista irá de un lado a otro sin concretar ni encontrar lo que busca.

Tiempo transcurrido hasta la primera fijación. Un menor tiempo transcurrido podría suponer una mayor capacidad del elemento observado para atraer la atención. Si se fija en el elemento de forma rápida es porque le causa curiosidad.

Modos de visualización

Las métricas en eye tracking que acabamos de citar también pueden representarse gráficamente. Estos son los modos de visualización de los parámetros más destacados del seguimiento ocular:

  • Heatmaps o mapas de calor. Emplea diferentes colores e intensidades para mostrar el número de fijaciones realizadas o la duración de las mismas.
  • Gazeplot o mapa de trayectoria de la mirada. Muestra la secuencia y posición de las fijaciones.
  • Cluster o mapas de agrupación. Muestra áreas con altas concentraciones de puntos de información.

Otro modo de visualización es el que corresponde a los mapas de zonas ciegas. Su apariencia es similar a los heatmaps y refleja cuáles son las áreas de la escena que los participantes han visto.

Aplicaciones del eye tracking

“Información es poder”. Esta máxima nunca se equivoca, y en el caso del eye tracking cobra muchísimo sentido. Con toda la información que se puede extraer de un seguimiento ocular se pueden obtener rendimientos muy positivos. Por ejemplo, en el ámbito de la publicidad se puede aplicar al diseño de campañas que sean mucho más atractivas para el público.

En el caso de PRL y de SST, que es el ámbito que nos compete, es evidente que el eye tracking puede ayudar a mejorar en muchos aspectos. Sin ir más lejos, se puede ayudar a diseñar una señalética más fácil de leer por el ojo y que ayude a mejorar los tiempos de evacuación, por citar un ejemplo.

Otro caso donde podríamos aplicar los resultados de un análisis ocular es en las dinámicas diarias de un trabajador. Gracias a esta tecnología, podrías saber qué es exactamente lo que ve y cuáles son las dificultades y riesgos con los que se encuentra en su día a día. Desde luego, el eye tracking es una tecnología con infinidad de posibilidades aún por explotar.

14/01/2019

Elearning en PRL: Segmentación de contenidos como estrategia formativa

La información en cuanto a la seguridad y salud (SST) en el trabajo es un punto básico y obligado para cualquier compañía. Que los trabajadores sepan cuáles son los riesgos a los que se exponen y que conozcan la manera de enfrentarse a ellos es el camino hacia una prevención efectiva. En lo que a PRL se refiere, la segmentación de contenidos con metodologías de eLearning es una de las estrategias de formación y aprendizaje más efectivas que se han visto.

Cuando hablamos de SST abarcamos un espectro de temáticas que se pueden englobar en las categorías de seguridad, ergonomía, higiene y emergencias. Cada una de ellas posee un contenido propio que variará en función de los riesgos específicos a los que esté sometido cada trabajador. ¿Cómo hacer que la información adecuada llegue de forma directa a cada persona? Prevencontrol apuesta por el modelo de aprendizaje que se basa en pequeñas cápsulas formativas con contenidos específicos por los siguientes motivos:

  • Dinamismo de la actividad
  • Personalización de los contenidos
  • Concreción del contenido tratado
  • Simplificación de las explicaciones
  • Flujo de información directa al trabajador

Para diseñar un buen contenido de elearning basándonos en la segmentación de contenidos debemos tener en cuenta cuatro preguntas que marcarán las directrices del proceso. Las desgranamos a continuación.

1.¿Qué queremos enseñar?

Todo puesto de trabajo tiene asociados unos riesgos que, a su vez, generarán un impacto en las funciones que desempeña un trabajador. En cada caso hay que evaluar de qué riesgos se trata y cómo pueden afectar al rendimiento y desempeño de sus labores. Tenemos que ser capaces de saber qué conocimientos debe aprender el alumno para prevenir esos riesgos.

2.¿Cómo queremos hacerlo?

Por medio de microcápsulas, cada una de las cuales trate de un contenido específico y sea independiente de la otra. Una vez sepamos el perfil del alumno y sus necesidades de aprendizaje, un grupo de profesionales se encargará de seleccionar la temática y de organizarla de forma atractiva para la formación del trabajador. Un diseño llamativo y un ritmo dinámico son clave para que esta segmentación de contenidos tenga éxito.

3.¿A quién va dirigido?

Este modelo formativo está pensando para todas aquellas compañías que tengan la necesidad de formar en PRL a sus trabajadores. Al tratarse de una metodología adaptada a cada caso y heterogénea, todo el mundo podrá tener acceso a una formación de calidad y efectiva.

4.¿Por qué es necesario?

La segmentación de contenidos formativos en pequeñas cápsulas ayuda a que todos los perfiles de todos los sectores existentes puedan recibir la información adecuada a sus puestos de trabajo. La adaptabilidad y concreción de los temarios es el punto fuerte de esta metodología.

Esquema de micromódulo

Cada una de las cápsulas formativas, que acaba por formar un curso completo, posee un contenido propio, pero la forma de estructurar la información debe seguir unas pautas esquemáticas que quedan muy bien reflejadas en la siguiente imagen:

Situación: se plantea una situación de riesgo concreta para que el alumno pueda meterse en el contexto.

Riesgos y Causas: el contenido formativo se centra en explicar cuáles son los riesgos que pueden derivarse y qué causas están asociadas a ellos.

Medidas preventivas: se informa de las pautas y medidas de prevención para el caso expuesto.

Evaluación o Juego: se pone en práctica lo aprendido mediante un juego donde el alumno tenga que aplicar los contenidos aprendidos.

Como apuntábamos, cada una de estas cápsulas formativas independiente forma parte de un curso global en materia de PRL. Una vez se hayan realizado las formaciones de cada una de ellas, habrá que realizar una evaluación final para comprobar que todo el contenido enseñado se ha asimilado de forma correcta por parte del alumno.

Scroll to top